8 Febrero 1887 Estados Unidos promulga la Ley General de Adjudicación

Publicado el 8 febrero 2017 en la categoría Efemérides

8 Febrero 1887 Estados Unidos promulga la Ley General de Adjudicación. Hacia el final del siglo XIX en Estados Unidos se vivía un clima de tensión y agitación.

Los colonos, querían que los indios se integrasen en sus sociedades y olvidasen sus costumbres y raíces. Algunos como William Lloyd Garrison y Wendell Phillips, promovieron instituciones con este fin.

8 Febrero 1887 Estados Unidos promulga la Ley General de Adjudicación, también llamada Ley Dawes

Algunas de las medidas que adoptaron los colonos para intentar lograr sus propósitos , fue la creación de internados. Internados para los hijos de los nativos indios. Éstos, eran separados de sus padres para que así, no creciesen en su cultura y costumbres. Sino, en las enseñadas por los colonos.

Finalmente, todas estas medidas fueron respaldadas por la nueva ley que se promulgó en 1887. El 8 de febrero de 1887, se promulgó la General de Adjudicación, también llamada Ley Dawes. Ésta otorgaba la ciudadanía a los indios que renunciaran a sus creencias y costumbres. A cambio, recibirían una parcela de tierra. Dependiendo del fin al que se iba a dedicar la tierra. Éstas se repartían del siguiente modo. Si la familia se iba a dedicar a la agricultura, recibiría 160 hectáreas. En cambio, si se iban a dedicar a la ganadería, recibían 80 hectáreas. Por el contrario, si era usada con otro fin, tan sólo recibían 40 hectáreas.

Esta ley trajo más inestabilidad. Pues hizo que muchas tierras llegasen a manos de muchos colonos, de forma fraudulenta. Por otro lado, los nativos indios que aceptaban estas parcelas, se encontraban en tierra de nadie. Pues eran mal vistos por los otros indios y no eran tratados con igualdad por los colonos.  La ley fue modificada en 2 ocasiones, en 1891 y la segunda en 1906 y estuvo en vigor hasta 1934.

8 Febrero 1887 Estados Unidos promulga la Ley General de Adjudicación

Toro Sentado


Comentarios

Un comentario

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de historia.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En historia te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el magazine.